Sabores mediterráneos en el centro de Mina Clavero


Nota

Un buen comienzo

Lo primero que uno nota en Belgrano 1340 es la cuidada dedicación que hay detrás; la recepción del personal, la presentación de la mesa, la panera (incluye pan de pizza; una perdición!), los platos que entran por los ojos, el servicio del vino, en fin, una serie de detalles que se agradecen.

En la carta predominan los sabores mediterráneos; el aceite de oliva, los tomates secos, y hierbas como la albahaca y el romero están presentes en varios platos. También se destacan los productos locales, que Hernán Calderón, al mando de la cocina, se encarga de seleccionar especialmente: trucha, hongos, queso de cabra de un productor de Mina Clavero, jamón crudo de San Lorenzo y otras exquisiteces transerranas.

Los platos fuertes

La especialidad de la casa son las pastas, amasadas en el lugar. Según nos contaron, la más pedida es la lasaña 1340; clásica y suculenta: rellena de carne, espinaca, muzzarella y jamón cocido. Nosotros optamos por los ravioli de queso de cabra y tomates secos en manteca de hierbas: exquisita combinación de sabores. Hay también: fetuccine al huevo en salsa de hongos serranos, creppes de calabaza mozzarella y parmesano en salsa roja, sorrentinos al pesto y crema y algunas opciones más. Realmente cuesta decidirse, sobre todo si uno tiene la costumbre de ir pispeando los platos que marchan hacia otras mesas.

Para los que a esta altura de la nota ya extrañan la carne a no desesperar: hay varias opciones más que recomendables, como el entrecote al malbec con papas españolas o el medallón en salsa de hongos serranos. Y si no pueden prescindir de la parrilla no duden en pedir el bife de chorizo, nosotros lo ordenamos jugoso y con puré de papas: simplemente perfecto.

Honor al vino

El tratamiento del vino en Belgrano 1340 merece un apartado especial, ya que hay más de un ítem a destacar, y muy favorablemente. En primer lugar la selección: variadas etiquetas de bodegas boutique, muy bien elegidas y a precios muy acomodados. Después, ¿o antes?, la temperatura; sí! este restaurante tienen cava climatizada: el calor de la cocina no destruirá los matices que ese tinto que elegimos nos tenía reservados. También tienen pico decantador para los vinos de guarda y un servicio inusual en la zona: descorche; podemos llevar nuestro vino preferido para acompañar nuestro almuerzo o cena.

La compañía perfecta para la compañía perfecta

Y para esas oportunidades en que uno quiere acompañar una copa de buen vino pero no está para un plato contundente encontramos entre las entradas una opción que nos encantó: las brusquetas para dos: queso azul y tomates secos, rúcula y crudo, capresse, quesos autóctonos y tomillo en pan de campo. Se las puede combinar muy bien con una ensalada 1340: mix de hojas verdes, pimientos asados, berenjenas maceradas en aceite de oliva y tomates secos.

Al postre no llegamos, pero prometimos regresar especialmente para probar el semifreddo de chocolate blanco y crocante de almendras  y el brownie con crema helada de frutos rojos y mascarpone.

La próxima les contamos.

menú infantil

tarjetas de débito y crédito

ambiente climatizado

abierto todo el año

Restaurante Belgrano 1340
Belgrano 1340, a 30m de av. San Martín
Mina Clavero

Traslasierra - Córdoba - Argentina

Mas imágenes